fbpx
  • No hay productos en el carrito.

Tiempos de consumo no sólo responsable, sino también consciente.

Una invitación a ir más allá de la responsabilidad para pasar a acciones conscientes.

El panorama que vivimos hoy ha dejado ver grandes desafíos y asuntos de vital importancia que como humanidad debemos empezar a reconocer y a afrontar en materia de consumo específicamente, donde es claro que debemos atender el llamado a repensar nuestros hábitos y el impacto que estos generan en nuestro entorno inmediato y en el planeta en general.

Por esta razón hace algunos días tuvimos un webinar muy interesante sobre consumo responsable en el cual contamos con la valiosa participación de Claudia Ghitis fundadora de la asociación LADiversidad e.V, Juliana Acosta Co-Fundadora The Tree School y con Paola Bravo fundadora de Simbiotic; estas maravillosas mujeres desde su experiencia nos dejaron reflexiones bastante importantes frente a las inquietudes y perspectivas que desde el Club Agentes de Cambio, tenemos  frente a la tendencia generalizada que existe en la cultura del consumismo y la dinámica de “comprar, tirar, comprar” que ya todos conocemos y que, se hizo evidente con mucha más fuerza el pasado viernes 19 de abril en el primer día sin IVA en Colombia.

Así, la reflexión grupal sumada a la emergencia por la pandemia del COVID-19, llevó a que nuestra atención se enfocara particularmente en la filosofía del consumo responsable, y cómo desde nuestro día a día tenemos todo el poder de contribuir a la sostenibilidad de esta casa común de la que hacemos parte, el Planeta Tierra.

Consumo responsable vs. consumo consciente

El consumo responsable tiene directa relación con la sostenibilidad, ya que, su objetivo fundamental debe ser buscar un equilibrio entre los recursos, la economía y la dimensión social. Sin duda, el consumo responsable tiene mayor relevancia en el contexto de la pandemia, ya que, nos ha llevado a reconocer que todo cuanto existe se encuentra conectado y requiere de nuestra atención y cuidado, porque co-existimos en una casa común, el planeta tierra; esto abre paso a un un concepto que se desprende de este consumo responsable y es el consumo consciente ya que, cuando inyectamos consciencia en cualquiera de nuestras relaciones, llegan reflexiones y oportunidades para encontrar aprendizajes valiosos. 

Nuestra relación con el planeta y el consumo en sí mismo, sumado a este ingrediente de consciencia nos lleva a la comprensión de que no podemos ser indiferentes al hecho de que nuestro consumo no puede llevarnos a la destrucción completa del medio que nos rodea. El consumidor consciente es capaz de despertar su pensamiento crítico, logrando llevar a su entorno y hasta su comunidad a crear estrategias para consumir sin destruir, comprendiendo que todo lo que pasa por sus manos tiene un origen y un lugar a dónde deberá terminar.

Un panorama que nos desafía a actuar desde un lugar consciente

Existen factores que hacen que el escenario del consumo se a cada vez más retador, en ese sentido aprovechamos este espacio para compartir con ustedes los desafíos más significativos según las expertas que hicieron parte del webinar:

Las certificaciones: Estas, cumplen la función de “garantizarle” al consumidor que está comprando un producto con un sello ecológico/sostenible, pero ojo, también existen certificados que no son lo suficientemente rigurosos para brindar esa tranquilidad. En el sector empresarial las certificaciones representan una gran fortaleza para las grandes compañías, mientras que para las pequeñas y medianas empresas representan una debilidad ya que, certificarse implica un costo supremamente alto y, por otro lado el consumidor la mayoría de las veces no tiene idea de lo que significan esos certificados.

El paradigma de la durabilidad: Todo en la sostenibilidad depende, por esto a la hora de comprar debemos preguntarnos ¿de dónde viene y para dónde va lo que consumimos?. La tendencia a comprar cosas en plástico porque duran más que los artículos de materiales orgánicos, es uno de los pensamientos que debemos empezar a transformar, por esta razón nuestra invitación es a empezar a ser más críticos frente a lo que es más sostenible, entrenar nuestro ojo crítico y fortalecer nuestros conocimientos.

¿Somos conscientes de nuestra propia huella?: Este es quizás el desafío más importante y del cual desde nuestra dimensión individual y colectiva podemos empezar a actuar, ya que, se trata de entrarnos en nuestro día a día en ejercicios conscientes que nos lleven a reflexionar cómo impactamos con cada cosa que compramos y desechamos, sin olvidar que en nuestras manos tenemos una gran responsabilidad y una gran posibilidad de dar ejemplo desde pequeñas acciones que de a poco generen un impacto positivo en nuestro entorno.

El mejor residuo es el que no se genera ¿cómo puedo operar en función de esta premisa?. Paola Bravo.

¿Qué podemos hacer para empezar a contribuir al cambio?

El primer paso es hacer una revisión personal de lo que verdaderamente “necesitamos” para vivir conscientemente; existen  hábitos que pueden ser sostenibles en el tiempo y que, cada uno de nosotros puede integrar en su vida. En suma, este texto es una invitación a consumir de manera consciente y caer en cuenta (estar presente) de que eso que haré, por más pequeño que sea, tendrá un impacto ambiental en la red de vida de la que hago parte y estoy conectado; en ese sentido, les compartimos algunos tips básicos para practicar el consumo consciente:

  1. Reflexiona antes de comprar eso que necesitas, y las múltiples vías que tienes para adquirirlo de forma sostenible.
  2. Sé ejemplo y que tus acciones sean coherentes con lo que piensas, sientes y dices.
  3. Asegúrate de entregarle directamente al reciclador de oficio tus residuos aprovechables.
  4. Convierte tus residuos orgánicos en abono natural, técnica conocida como compostaje.
  5. Compra local y/o a emprendimientos de amigos, familiares, conocidos
  6. Si te da curiosidad, mide tu huella de carbono y toma acción para disminuirla.
  7. Mujeres, prueben e integren a su vida la copa menstrual.
  8. Carga tu kit de cubiertos, bolsa de tela, termo de agua y tupper.

¡Tú! Agente de Cambio

Como humanidad estamos siendo sacudidos por una serie de acontecimientos que no son más que el resultado de la forma en la que nos venimos comportando en lo que va de nuestra historia; no podemos pretender que cuando la marea baje volveremos a nuestras viejas formas de hacer; así que continuaremos en este diálogo que por más que nos desafíe e incomode es la vía para seguir indagando e integrando aprendizajes que nos ayuden a convertirnos en nuestra mejor versión para seguir habitando este planeta.

Si el planeta está enfermo, no podemos pretender que nosotros estemos sanos.

¿Quieres saber en qué otros temas hemos estado indagando?, haz click aquí para conocer más de nuestras reflexiones acerca de los temas que como seres humanos estamos convocados a tratar.

Este artículo fue escrito en co-autoría con Patricia Guerrero, Viviana Saavedra y Luisa Zapata del Club Agentes de Cambio, 2020.

julio 9, 2020

firmamento

Firmamento es una plataforma que apoya a los emprendedores a co-crear sus ideas desde un propósito genuino, de forma consciente y estratégica, para que tengan un impacto constructivo de largo plazo en la sociedad.

Encuéntranos en:

            

Contacto

E-mail: hola@firmamento.co

Teléfono (Colombia): (+57) 314 881 9528

Políticas de protección de datos.

Términos y condiciones de la academia.

Todos los derechos reservados. Firmamento © 2018

top

Setup Menus in Admin Panel